Dream AlcaláConciertos de la Muralla de Alcalá de Henares 2017Los Cantajuegos conquistan Alcalá en el cierre de Los Conciertos de la...

Los Cantajuegos conquistan Alcalá en el cierre de Los Conciertos de la Muralla

Puede que empezaran como un producto de marketing pero se han convertido en auténticos ídolos de masas, o de mini masas. Los Cantajuegos arrasaron en Alcalá en la última actuación de Los Conciertos de la Muralla. Y para gustos los colores pero es posible que protagonizaran no solo el mejor concierto del fin de semana sino posiblemente de todo el ciclo que ha vestido de música y humor la Huerta del Obispo, o Auditorio del Patrimonio durante las Ferias y el pasado fin de semana.

Los Cantajuegos, que su empresa deje de llamarlos en singular porque ninguno de sus pequeños fans lo hace, presentaban ¡VIVA MI PLANETA! – EL ESPECTÁCULO. Se trata de una original historia que tiene como escenario el pueblo que, junto a Coco, Pepe y Buby, recuperaron después de estar mucho tiempo semi-abandonado a causa del descuido y la contaminación. En esta aventura, los CantaJuegos viven y comparten con el público intensas emociones, y sortean los inesperados obstáculos que se les presentarán para conseguir su nuevo propósito, conseguir un molino de energía eólica en un concurso de Televisión.

Para ello cuentan con la ayuda de sus amigos de siempre, y con nuevos personajes que aportarán humor y alegría. La sostenibilidad como eje central, novedosas y originales canciones, coreografías y nuevos vestuarios, que además de entretener, nos propondrán sumarnos a la tarea de cuidar y comprender nuestro planeta y sus maravillosos recursos naturales.

En definitiva un teatro musical que, por muchas sillas que pusieran en el Auditorio del Patrimonio, no dejó a nadie en sus asientos. De hecho es difícil saber si llenaron o no porque había más niños, y papas, de pie bailando sus canciones que en las butacas.

Los Cantajuegos empezaron con diez minutos de retraso por un problema de sonido, si hubiera sido otro artista o grupo eso se hubiese extendido a los tres cuartos de hora, como mínimo, y encandilaron al público con las primeras canciones. A partir un teatro musical para no parar de bailar y ver disfrutar a los más pequeños. Hasta los empleados de seguridad cambiaron su gesto torcido para ayudar a las familias a sentarse en sus sitios, aparcar los carros o hablar con los niños cuando estos les preguntaban cualquier cosa, por rara que fuese.

Al final todos contentos pero algunos un poco más, porque cuando se vació el Auditorio del Patrimonio algunas familias pidieron que salieran los Cantajuegos. Arantxa, Eugenia, Puly, Rodri y Tallarín salieron a hacerse fotos y a hablar con todos los niños y si hacía falta, como con un fan algo más mayor, cantarles canciones para ellos solos.

Sin duda una troupe llena de profesionalidad y cercanía con su público que combina con una puesta en escena muy superior a la de cualquier artista que celebre un concierto en un gran espacio. Luz, color y un sonido fantástico que hicieron disfrutar, y de que manera, a grandes y pequeños de la última actuación de Los Conciertos de la Muralla.

Más información

Los Conciertos de la Muralla