15 C
Alcalá de Henares
Dream Alcalá Noticias Instagram La Universidad de Alcalá arranca el curso más difícil de su historia...

La Universidad de Alcalá arranca el curso más difícil de su historia reciente

El próximo 28 de septiembre comenzará oficialmente un nuevo curso académico en la Universidad de Alcalá. Una nueva etapa marcada por las medidas de seguridad e higiene a las que obliga la actual pandemia de COVID-19.

El rector de la UAH, José Vicente Saz, ha presentado las claves para la vuelta de los diferentes colectivos de la comunidad universitaria. Sin duda, será el curso más complicado desde que reabrió sus puertas en el año 1977.

Todo comienza con el Plan de Actuación de la Universidad de Alcalá. Una medida que, a pesar de ser aprobada el pasado mes de julio, “en todas las actividades, se ajusta a todo lo que piden las autoridades sanitarias”, según el rector.

Con carácter general, de acuerdo con el Plan de Actuación para la Adecuación de la Actividad Universitaria, es obligatorio el uso de mascarilla en todos los espacios universitarios. Además se garantizará una distancia interpersonal de al menos 1,5 metros. También, tratarán de escalonarse las entradas y salidas, tanto de edificios como de las aulas. Por último, se ha organizado y señalizado la circulación de personas y la distribución de los espacios. Todo ello, con el fin de evitar la formación de aglomeraciones en las instalaciones.

Además, la UAH ha puesto en marcha una Comisión de Seguimiento y un responsable de la universidad para asuntos relacionados con la COVID-19. Un equipo de trabajo formado por todos los departamentos universitarios incluyendo expertos en virología y epidemiología. Cada uno de los centros universitarios contará con coordinadores COVID protocolos específicos de actuación para estudiantes, PAS y PDI, ha señalado el rector.

Por otro lado, los centros disponen de reserva de mascarillas, dispensadores de gel hidroalcohólico y se han reforzado los servicios de limpieza. Cada uno de ellos, cuenta con un Plan de Contingencia que prevé las actuaciones a realizar y los mecanismos de coordinación necesarios ante los posibles escenarios- Además se ha designado un responsable para todos los aspectos relacionados con el COVID-19.

Aforos reducidos y actuaciones en caso de positivos

En cuanto a los aforos en las aulas, estos serán de un máximo del 50% de la capacidad de las salas y de un máximo de 50 personas por actividad. En caso de un positivo por coronavirus “la Universidad suspendería la actividad y la pondría en conocimiento de las autoridades sanitarias. La Universidad no es una autoridad sanitaria y por tanto no puede ‘confinar’ pero sí suspender sus actividades académicas de forma presencial”.

PCRs y el Pabellón Rector Gala para ayudar al Hospital de Alcalá

En otro orden de cosas, el rector Saz ha querido subrayar que “la UAH va a seguir colaborando activa y estrechamente con las autoridades sanitarias. El Pabellón Rector Gala está a disposición del Hospital Príncipe de Asturias y preparado para estar activo en 24-48 horas”.

Además, la Universidad es capaz “de poner a disposición del Hospital 100 pruebas PCR diarias, lo que supone el 10% de las que puede realizar el Hospital. Esta cifra la podríamos triplicar en caso de que fuera necesario”.

En el turno de preguntas, aclaró el rector que, en este sentido “no somos parte del sistema sanitario, por tanto, las pruebas PCR debe validarlas la Comunidad de Madrid. Si bien están ya validadas por el Instituto de Salud Carlos III es necesario que la consejería de Sanidad las valore y valide para que tengan en consideración nuestras pruebas de laboratorio”.

En cualquier caso, y para terminar, el rector ha subrayado que “nuestra infraestructura, medios y personal están puestos a disposición de las autoridades sanitarias”.

Así será el curso universitario 20/21

Docencia semipresencial en grado y posgrado

En grado, las acciones formativas se desarrollarán inicialmente de forma semipresencial, combinando actividades de docencia presencial en las aulas y los laboratorios, con otras a distancia, tanto en tiempo real, como grabadas. Por su parte, en la mayoría de los másteres universitarios, las actividades docentes son presenciales, ya que, por lo general, son grupos pequeños de no más de 25 estudiantes.

El modelo será flexible, adaptándose en cada momento a las variaciones de las circunstancias sanitarias y normativas. En el caso más desfavorable, si impusieran un confinamiento, se reconducirá toda la enseñanza a un formato online o a distancia.

En este sentido, la Universidad de Alcalá está realizando un importante esfuerzo económico para la dotación de la tecnología necesaria: equipos informáticos para préstamo de estudiantes, profesores y PAS; tabletas digitalizadoras para profesores; equipos de audio y video en aulas para poder transmitir en directo las actividades docentes completas y, en su caso, grabarlas para utilizarlas como recursos de aprendizaje; y dotación de nuevos estudios de grabación para el profesorado que permitan la edición de videos.

Prácticas

Al igual que con el resto de la docencia, se mantendrán los programas de prácticas aprobados en las memorias y las guías docentes de cada titulación. Si no fuera posible, un porcentaje de las actividades prácticas se desarrollarán de forma telemática, garantizando siempre la adquisición de contenidos y competencias.

Las prácticas clínicas, las deportivas (algunas de las de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y Magisterio), los Practicum, las Prácticas Tuteladas de Farmacia y las prácticas externas se llevarán a cabo atendiendo siempre a la normativa que aplique cada una de las instituciones en las que se realizan.

Evaluación continua de los estudiantes

La valoración de la adquisición de contenidos y competencias, desde la implementación del Espacio Europeo de Educación Superior, está basada en la evaluación continua. Las pruebas de evaluación se realizarán de forma presencial y se adaptarán a la modalidad online, si la situación así lo requiriese, como ya ocurriera al final del pasado curso.

A petición de los centros, se podrá ampliar el calendario de exámenes de la convocatoria ordinaria, con el fin de favorecer la evaluación presencial y evitar la limitación que pueda suponer la capacidad de las aulas.

La investigación seguirá siendo presencial Por su parte, la actividad investigadora y de transferencia va a continuar siendo presencial. En caso de que hubiese que retornar a un escenario de restricción de la movilidad, se mantendrán todas aquellas actividades de investigación cuya interrupción suponga un daño irreparable para el proyecto de investigación, el grupo de investigación o para la UAH.

Apertura de bibliotecas y salas de estudio

El objetivo sigue siendo ofrecer un servicio de calidad. Independientemente de la presencia física y apertura de edificios, seguimos apoyando las actividades del personal docente, investigador y de los estudiantes.

En las salas de estudio se limitará el aforo, contemplando las medidas higiénicas y de distanciamiento. Para los préstamos se requiere cita previa y los usuarios no podrán retirar los libros directamente. Además, seguirán reservándose las salas de trabajo en grupo, al menos las de mayor capacidad, reduciendo su aforo para permitir la distancia interpersonal.

Programas de movilidad internacional

La previsión es que haya un importante descenso de la llegada de estudiantes internacionales, aunque son posibles los intercambios con las universidades europeas, cumpliendo los requisitos establecidos por cada país y se mantienen los intercambios con algunos países del resto del mundo. Sin embargo, muchos programas (Iberoamérica, África, Asia, o Estados Unidos) han sido pospuestos al segundo cuatrimestre. Por lo que se refiere a los estudiantes propios, mantenemos un alto número que viajarán a otras universidades internacionales.

En cualquier caso, la UAH mantiene todos los acuerdos interuniversitarios. La intención es retomar las movilidades y los programas de intercambio cuando la situación sanitaria lo permita.

Actividades culturales, sociales y deportivas

Aparte de la actividad docente e investigadora, la actividad cultural y el compromiso social son otros de los pilares fundamentales en la Universidad de Alcalá. Siempre atendiendo a la situación sanitaria y la normativa vigente en cada momento, estas acciones continuarán programándose.

Por tanto, todas las actividades culturales y de extensión deberán cumplir las mismas medidas de prevención previstas para la actividad docente.

En lo que se refiere a las instalaciones deportivas, siguen en funcionamiento y todas las actividades cumplen con las normas dictadas por las autoridades nacionales y autonómicas para cada una de las especialidades deportivas.