16.1 C
Alcalá de Henares
Dream AlcaláNoticiasEl Hospital de Alcalá de Henares recibe la acreditación del Código Ictus

El Hospital de Alcalá de Henares recibe la acreditación del Código Ictus

La Unidad de Ictus del Hospital Universitario Príncipe de Asturias (HUPA) de Alcalá de Henares, que inició su actividad asistencial en julio de 2017, ha sido acreditada dentro de la red del Código Ictus de la Consejería de Sanidad. Esto supone que, desde el Servicio de Urgencias Médicas de Madrid (SUMMA 112), se realice el traslado precoz del paciente candidato a un tratamiento en fase aguda al propio centro.

El ictus (infarto cerebral) -hoy se celebra el Día Mundial de la lucha contra esta patología- es una de las enfermedades neurológicas más prevalentes y la principal causa de discapacidad grave en el adulto. También se puede prevenir y tratar de forma eficaz gracias al reconocimiento precoz de los síntomas y la activación del Código Ictus, a través de la organización y coordinación del Servicio de Urgencias Médicas de la Comunidad de Madrid (SUMMA 112) y a la profesionalidad y especialización de los profesionales.

El plan de atención al ictus de la Comunidad de Madrid está organizado en tres niveles asistenciales: hospitales con Equipo de Ictus, hospitales con Unidad de Ictus (UI) -como es el caso del hospital alcalaíno, donde se administra el tratamiento trombolítico intravenoso y  se aplican los cuidados específicos de la Unidad- y Centros de Ictus, en los cuales además se puede realizar terapia endovascular como la trombectomía mecánica. De este modo, queda asegurada la valoración urgente e individualizada de los pacientes en los centros hospitalarios, con los medios y tratamientos especializados adecuados a cada situación.

La detección por parte del médico del SUMMA 112, o del médico de Atención Primaria, de un paciente con signos y síntomas de ictus que cumpla con los criterios de activación del Código Ictus, se pone en conocimiento del Centro de Coordinación de Urgencias de Madrid, el cual designa el hospital con UI o el Centro de Ictus receptor del paciente, según las características del mismo y sus posibles necesidades. Desde el Centro Coordinador se avisa al neurólogo de guardia del hospital receptor, para establecer con antelación los mecanismos que aseguren una recepción directa y adecuada del paciente.

Tiempo no superior a dos horas  Ese procedimiento tiene como objetivo prioritario que el tiempo transcurrido entre el inicio de los síntomas y la llegada a la puerta del hospital no sea superior a dos horas. La Unidad de Ictus  del HUPA, la décima de estas características en la red de Hospitales del Servicio Madrileño de Salud, cuenta con personal entrenado (médicos, enfermería…), coordinado por neurólogos expertos en esta patología cerebrovascular.

La unidad del HUPA dispone también del apoyo de otras especialidades médicas (Endocrinología y Nutrición, Rehabilitación, Cardiología, Radiodiagnóstico, Cirugía Vascular, Neurocirugía, Urgencias, etc.) para aplicar una atención integral a este tipo de pacientes.

Está constituida por una sección de ictus agudos, con cuatro camas monitorizadas –más otras cuatro post ictus-, cuya función es proporcionar una vigilancia continuada de las constantes vitales y que sirve para detectar de manera precoz el empeoramiento clínico que pueda ocurrir en algunos pacientes durante las primeras 24-72 horas, y aplicar en su caso las medidas necesarias para mejorarlo. Habitualmente, una vez transcurrido este período de tiempo, el paciente es transferido a la sección de hospitalización convencional dentro de la misma unidad.

En su primer año de funcionamiento, en la Unidad de Ictus del centro alcalaíno se han atendido 187 pacientes y se han realizado 30 trombolisis. El Código Ictus supondrá que este Hospital conseguirá tratar de forma más precoz a muchos pacientes, lo que aumenta la posibilidad de obtener un mejor pronóstico funcional a largo plazo.