Dream AlcaláNoticiasEl AMPA del IES de La Garena convoca una manifestación para pedir...

El AMPA del IES de La Garena convoca una manifestación para pedir la finalización de las obras de su centro

El próximo domingo 22 de enero a las 12:00 horas, en AMPA convoca a toda la comunidad educativa del IES Francisca de Pedraza a movilizarse frente al Instituto de La Garena. El objetivo es “dar visibilidad a la situación a la que nos estamos enfrentando en la actualidad cientos de alumnos de la Comunidad de Madrid y sus familias, así como el colectivo educativo afectado”.

Desde la asociación de madres y padres denuncian que “la construcción por fases y el retraso de inicio de las obras de nuevos centros educativos de la Comunidad de Madrid lleva años dejando en evidencia la mala gestión en infraestructuras por parte de la Dirección General de Infraestructuras de la Comunidad”.

Las AMPAS afectadas, aseguran en un comunicado, “llevan años denunciando esta situación. El alumnado sufre en periodo educativo todo tipo de situaciones lamentables tales como, desplazamientos obligatorios a otros centros para realizar o comenzar sus estudios, formación en BARRACONES, riesgos y mermas en espacios por las obras en los propios centros a la espera de un centro en condiciones durante años y un largo etcétera”.

Todo esto responde –según afirma el AMPA del IES Francisca de Pedraza – “a una mala planificación para comenzar o finalizar los centros educativos, y en muchos casos a promesas incumplidas por parte de la Administración, que pudieron condicionar la supuesta libre elección de centro escolar. Mientras tanto los chicos y chicas ven cómo pasa el tiempo sin un centro en condiciones para todo su proceso educativo, renunciando a espacios que todo centro educativo debería tener y que los alumnos tienen derecho a utilizar”.

Mendigar la construcción de centros educativos

La comunidad educativa del Instituto de La Garena clama “¡BASTA YA! No se puede permitir que las familias tengan que estar mendigando la construcción de centros educativos que son realmente necesarios, que pasen los años y no se cumplan los procedimientos necesarios, como la falta de dotación de línea presupuestaria de manera específica, adjudicada a cada centro, para poder dar comienzo al proceso de licitación de centros de nueva creación, o la finalización de centros que están a medias”.

Cuando la Administración confirma la construcción de un centro, -recuerdan- “se suceden un sinfín de trámites, plazos, etc., requisitos que a priori deberían haberse tenido en cuenta en los múltiples estudios previos, y que con frecuencia son utilizados para demorar el inicio de obras, mientras las familias ven pasar años sin actividad”.

Además, aseguran que cuando las obras comienzan, “pueden ser en fechas tardías en ese año presupuestario, permitiendo dotaciones económicas parciales, que alargan aún más el proceso, haciéndolo interminable. Y así, excusa tres excusa, cuando la solución pasa por el deseo real de construir un centro tal como se comprometieron, con unos plazos coherentes para la globalidad del proyecto, no “dejándolo siempre para más tarde”.

“¡Basta ya de fases y barracones!”

Para el AMPA del IES Francisca de Pedraza “otro despropósito de la mala gestión en infraestructuras de la Comunidad. Centros inacabados que ven cómo su finalización se alarga con el paso de los años. Centros que sin estar finalizados ven con estupefacción cómo la continuación de sus obras, no tiene registrada una dotación económica en los presupuestos del siguiente año y ante las preguntas y protestas de las familias afectadas, de nuevo se intenta convencer a las familias de que al siguiente año tendrán finalizado el centro. Y mientras, van pasando así los años y el alumnado necesariamente tiene que aglutinarse en los espacios disponibles de su centro, perdiendo otros como laboratorios o aulas de desdoble, etc., o acostumbrándose a no disfrutar de otros básicos como el gimnasio, etc., que nunca se construyeron”.

Por último, subraya la asociación de madres y padres “vamos viendo cómo el centro se va masificando y sacando espacios de donde era impensable, probablemente incumpliendo con normativas de infraestructuras o modificando las instalaciones con respecto al proyecto inicial, sin dar explicaciones a las familias ni información alguna sobre las variaciones de proyecto que afectan a espacios y a la formación de los estudiantes, sin poder recuperar las lagunas generadas por esta mala gestión”.

Y cómo no, -finalizan- “el recurso de los BARRACONES, como si de un país en vías de desarrollo se tratara. Así está la Comunidad de Madrid, la que presume de ser el motor económico de este país, a la cabeza de la vanguardia en infraestructuras construidas en plazos insospechados, dotando a sus propios centros educativos públicos de BARRACONES sin ningún pudor, para que su alumnado pueda estudiar en la Comunidad; Comunidad que presume de un gran crecimiento económico, que obviamente no se destina a inversiones educativas públicas”.