Dream AlcaláNoticiasEl alcalde anuncia el inminente cierre del vertedero de Alcalá de Henares

El alcalde anuncia el inminente cierre del vertedero de Alcalá de Henares

En la mañana del 9 de octubre, y apenas unos minutos antes del comienzo de los actos de celebración el día grande de la ciudad, el en que se celebra el bautismo del Miguel de Cervantes, el alcalde reunió a los medios de la ciudad para lanzar un comunicado sobre el cierre del vertedero de Alcalá de Henares.

La Mancomunidad del Este ha celebrado hoy una reunión (cabe recordar que la Mancomunidad es la responsable de la gestión de los residuos te la zona este de la Comunidad de Madrid). En ella se ha celebrado una Asamblea extraordinaria y urgente, porque el lunes 14 de octubre, es decir el próximo lunes, finaliza la vida útil del quinto vaso de ese complejo que es el vertedero de Alcalá de Henares, y con el quinto vaso finaliza su vida útil del vertedero.

Pero ante esta situación se abre un nuevo problema, que es el que la Mancomunidad quiere ahora solventar, con la ayuda de la Comunidad y del propio Ayuntamiento de Madrid, porque pasa por el uso temporal del vertedero de Valdemingómez.

Cuál es el problema

Según ha declarado el alcalde, ante el cierre del quito vaso el lunes, podría darse la circunstancia de que el próximo martes no se pudiera recoger la basura. Y el miércoles tampoco, por lo que en muy poco tiempo la basura se ría acumulando del los camiones y de podría terminar entrando en una emergencia sanitaria.

Por ello hace falta llegar a un acuerdo urgente para garantizar que la basura que se genera diariamente (un Kilo por vivienda al día de media), pueda derivarse a algún otro sitio.

El alcalde ha lanzado un mensaje tranquilizador, puesto que «no cree que se llegue a esa situación», pero también ha dicho que es un tema que «no depende de la Mancomunidad del Este, sino de la autoridad medioambiental que es la Comunidad Madrid».

A partir del lunes se inicia ya la clausura del vertedero y eso conllevaría la posibilidad de que siga entrando el vertido de los municipios, pero ya no para llenar el quinto vaso, sino para terminar de «poner en orden» los diferentes vasos y toda la instalación de cara a los próximos 30 años para que efectivamente se clausure. Es decir, sería la primera de las actuaciones para la clausura del complejo de vertido de Alcalá de Henares. El alcalde ha dicho que en todo caso sería una cuestión de semanas.

Se necesita un convenio

Es una buena noticia, «si finalmente se cumple», matiza el alcalde, porque todavía no está cerrado. En esa situación de emergencia y de preocupación, la Asamblea de la Mancomunidad del Este ha debatido un posible acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid en el que se ha aprobado lo que desde la Mancomunidad del Este se pide a la Comunidad de Madrid y Ayuntamiento, para que estudie la viabilidad del convenio propuesto para evitar esa situación de emergencia.

Por ello la Mancomunidad ha aprobado por unanimidad el borrador del convenio y tiene la intención de negociarlo con la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital.

Al mismo solo se ha negado el Ayuntamiento de Loeches, «de una manera un tanto incomprensible», afirma Javier Rodríguez Palacios, «pero el resto de municipios ha entendido la gravedad de la situación y la necesidad de lanzar este llamamiento a la solidaridad por parte del Ayuntamiento de Madrid y tutelado por la Comunidad».

La basura, a Valdemingómez

El acuerdo que propone la Mancomunidad del Este hablaría de introducir los residuos en Valdemingómez, pagando una tasa de 30,20 € por tonelada (la que impone Madrid).

Esta tasa conlleva llevar la basura a un espacio de tratamiento de residuos, y no «de vertido» como hasta ahora, con lo que se mejoraría el tratamiento que se hace actualmente en Alcalá de Henares (que es vertido directo).

«En la planta de las Dehesas en Madrid, esas basuras tendrían un tratamiento y una recuperación y por tanto se avanzaría en el concepto global de gestión adecuada de residuos», afirma Javier Rodríguez.

«No iría a incineración», prosigue, sino al tratamiento mecánico y biológico que, aunque es más caro, es una mejora sustancial dentro del tratamiento global de los residuos».

Por otro lado, el alcalde también ha detallado que el convenio propone una «reciprocidad lógica» con el Ayuntamiento de Madrid, para no comerles vida útil de su propio vertedero, de manera que las toneladas que se depositen allí ahora, podrían volver en el futuro a la planta de Loeches para no restar vida útil a Valdemingómez.