Dulces típicos de Navidad


La Navidad no sería Navidad en España sin sus dulces navideños tradicionales, como el turrón (blando o duro), los mazapanes y polvorones. Estos manjares dulces son tan imprescindibles en la Navidad de los hogares españoles como el árbol de Navidad, el belén o los adornos navideños.

Turrón

El turrón es uno de los dulces típicos de Navidad más reconocidos internacionalmente. Tiene un origen muy antiguo, es un dulce tradicional de origen árabe muy popular desde hace siglos, dentro y fuera de nuestras fronteras. Se dice que los árabes inventaron el turrón hace más de 500 años en Jijona, una pequeña ciudad a unos 30 kilómetros al norte de Alicante. Actualmente la economía de Jijona se centra en la producción de turrón y hay incluso un museo del turrón que narra el proceso y la historia del dulce y su elaboración.

Con mucha diferencia, el formato más común en el que encontrarás el turrón es en una barra rectangular (ver imagen) que tendrás que cortar tú mismo. Está hecho de azúcar, clara de huevo y miel, y los más tradicionales está rellenos de almendra. Las variedades más conocidas son el duro (tipo Alicante) y el blando (tipo Jijona), aunque los puedes encontrar con chocolate, licor, con fruta confitada, arroz inflado o incluso con marcas de dulces en su interior.

El turrón de Alicante (el duro) se crea a través de la cocción de miel, azúcar y clara de huevo, a las que se añaden y mezclan las almendras, peladas y tostadas. El turrón luego se seca al aire antes de ser cortado y se envasa en cajas rectangulares.

El turrón de Jijona (el blando) sigue el mismo procedimiento, pero pasa antes por un molino para la refinación adicional antes de ser trasladado a las cubas. En este punto el turronero (los artesanos que producen el turrón) desempeña un papel fundamental mediante la mezcla de turrón ablandado con levas tradicionales. Es él el que determina el punto óptimo del proceso de producción de turrón y así se asegura que no haya dos turrones de Jijona iguales.

Mazapán

El mazapán es un dulce tradicional en Castilla y León y Castilla-La Mancha, su base también es la almendra y es una pasta con forma de figuras y a menudo con “tamaño bocado” y están hechos con azúcar y yema de huevo.

Aunque Venecia y el Oriente compiten con Toledo en su afirmación de haber inventado el mazapán, en general se piensa que los árabes trajeron la mezcla de almendra y miel dulce a la península Ibérica cuando la invadieron en el siglo octavo. Se cree que la llamaban mautha-ban o mahsaban.

Hay otras historias con origen en Venecia e incluso una sobre las monjas de San Clemente que alimentan a los soldados que resultaron heridos en la batalla de Navas de Tolosa en 1212 dC con un tipo de pan de almendras. En cualquier caso, venga de donde venga, ¡es absolutamente delicioso!

Hoy en día las variedades gourmet del mazapán todavía contienen sólo azúcar y almendras, aunque las más baratas contienen harina de arroz y almidón de patata. El mazapán puede tener forma de figuritas, cubiertas de azúcares o piñones o incluso pueden contener un delicioso relleno.

Al igual que con el turrón, perfeccionar el proceso de fabricación del mazapán se consigue mediante la experiencia y conocimientos del artesano, sobre todo en la terminación del producto final. Por ejemplo, factores como la calidad y cantidad de las almendras utilizadas determinarán el nivel de humedad y consistencia del producto final.

Mantecados y Polvorones

Los polvorones de almendra tradicionales son un rico dulce en forma de galleta. Su receta no han cambiado en siglos, con la excepción de la utilización del mezclador moderno. Los polvorones son muy delicados (se rompen fácilmente) y están hechos con harina, manteca de cerdo o manteca vegetal, azúcar en polvo y canela. La masa se ​​refrigera, se estira, se corta y por último se hornea.

Su origen se ubica en Estepa (Sevilla). Hechos de manteca de cerdo y aceite de oliva, son muy populares en Andalucía y aquí se producen en masa. Estos dulces desmenuzables vienen en distintas variedades, como con canela, limón, chocolate y anís.

Los polvorones se venden a menudo en envolturas de papel y, debido a su escasa consistencia, los que saben recomiendan que es mejor apretarlos en la mano antes de comerlos para comprimir la masa y evitar cualquier contratiempo.

Roscón de Reyes

El 6 de enero, Día de Los Reyes Magos, es casi tan importante como la propia Navidad en España, especialmente para los niños, ya que este es el día en que reciben sus regalos! La diversión comienza la noche anterior, cuando los tres reyes salen en procesión por las calles, la famosa Cabalgata de Reyes, lanzando caramelos a los niños.

La tradición dicta que hay que comer Roscón, un pan dulce con forma de rosquilla (aunque mucho más grande) cubierto de azúcar y fruta escarchada. Su interior esconde un pequeño juguete dentro de la masa, por lo que elegir el trozo adecuado puede tener sus ventajas. Él o la que lo encuentre tendrá buena suerte para el próximo año (el doble de suerte si también se toma las uvas en Nochevieja).

Las 12 Uvas de Nochevieja

No son realmente un dulce, pero es una de las mayores tradiciones en Navidad. Comer 12 uvas en Nochevieja (la víspera de Año Nuevo) es a la vez tradición y superstición en España. Raro es el español que se arriesga a desafiar a su suerte para el próximo año saltándose el ritual de comerse las 12 uvas, una por cada campanada de medianoche.

Comer las uvas más durante las campanadas te garantiza empezar el año con un poco de adrenalina, y muy probablemente entre risas. Las doce uvas (también llamadas “las doce uvas de la suerte”) se remonta por lo menos a 1895, pero se estableció de forma general a partir de 1909. En diciembre de ese año, unos viticultores alicantinos popularizaron la costumbre para vender mejor las enormes cantidades de uvas provenientes de una excelente cosecha.

La tradición consiste en comer una uva con cada campanada en la medianoche del 31 de diciembre. De acuerdo con la tradición, hacerlo bien te proporcionará todo un año de prosperidad. En algunas zonas, se cree que esta tradición mantiene a raya a brujas y males en general. Cada uva se come al ritmo de las campanadas.

Las doce uvas están muy vinculadas al reloj de la Puerta del Sol, donde se inició esta popular tradición y de donde siempre se difunde por televisión el cambio de año.

Más información sobre los dulces típicos de Navidad:

 

Para ver nuestros mejores vídeos y directos:

Suscríbete ahora:
O si lo prefieres, echa antes un vistazo aquí.

Si eres más de leer, recibe gratis por correo electrónico nuestras últimas noticias

Nos encantaría conocer tu opinión: