Celebrado el campeonato nacional de FútbolChapas en Alcalá

Javi “Parma” Hernández se ha convertido en el jugador más grande de la breve historia del FútbolChapas Nacional al conseguir su cuarto entorchado en 11 ediciones.

Para conseguirlo tuvo que deshacerse en cuartos del tres veces campeón José Hernández, que jugaba en casa, o de Juanlu Jiménez, Campeón de la LFC Tour 2015.

El Hotel Alcalá Plaza situado en el parque de La Dehesa fue sede oficial del torneo, un lugar donde se concentraron los 64 mejores jugadores nacionales en el torneo individual.

Cuadro de Honor.Cuadro de Honor.

Por primera vez albergó también el torneo por equipos con más participantes desde la creación de este torneo en 2005, 16 equipos de todos los rincones del país.

El torneo individual comenzó el sábado por la mañana con la fase de grupos en las que apenas hubo sorpresas. Ya en la matinal del domingo, los 32 mejores se veían las caras desde muy temprano.

Ronda a ronda los partidos se iban ajustando en nivel y marcadores cada vez más. Ya en la ronda de cuartos se pudo ver un partido de los grandes. Entre los dos rivales sumaban 6 títulos nacionales: el alcalaíno José Rodríguez y el madrileño Javi Hernández, grandes amigos fuera del tablero por cierto. El partido se lo llevó el madrileño por la mínima.

José rodríguez frente Javi Hernandez. 3 y 4 titulos nacionales respectivamenteJosé rodríguez frente Javi Hernandez. 3 y 4 titulos nacionales respectivamente

En semifinales, de nuevo otro alcalaíno, Roberto Monseco, sucumbía por 3-0 ante el campeón, mientras que en la otra semifinal, el dos veces campeón de España, Arturo Harguindey, caía ante el jugador con más proyección del fútbolchapas nacional, Juanlu Jiménez.

La final fue realmente atractiva, con dos jugadores entregados al ataque, mucha técnica y ganas de agradar. Finalmente la veteranía de Hernández le hizo llevarse el partido por un ajustado 3-2 y le colocó como el más grande de este deporte en la categoría individual.

Alcalá, ganador por equipos

El Torneo por equipos fue de los más igualados que se recuerdan. El Equipo de Alcalá de Henares que nunca había conseguido meterse en una final a pesar de tener un gran equipo, por fin lo consiguió y para mas inri jugando como local.

No lo tuvo fácil para proclamarse campeón ya que tuvo que dejar en el camino a los otros 3 favoritos. En cuartos tras empatar a 6 con Campamento (campeones en 2012 y 2014), la goleada conseguida por José Rodríguez ante Juanlu por 8-1 fue decisiva para el pase de ronda. Juanlu venía con mucha moral tras haber vencido el día anterior en la SuperCopa a Ricardo Rey, aunque eso no le sirvió de nada al bravo campeón gaditano.

En semifinales esperaba Madrid. En esta ocasión no hubo compasión y ganaron sus cuatro partidos (12-0). Los heptacampeones no pudieron con el empuje complutense.

En la final les esperaba Mérida (campeón en 2011), quien tampoco fue rival. Ya nadie podía parar a los campeones jaleados por el público asistente que deseaba que los suyos se alzaran por primera con el entorchado nacional.

Sin duda un premio merecido al trabajo realizado por la directiva encabezada por Sergio Rodríguez que siempre había soñado con este momento desde la creación del club.