Dream AlcaláExposicionesCarlos Saura expone en Alcalá su obra fotográfica España años 50

Carlos Saura expone en Alcalá su obra fotográfica España años 50

El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, la edil de Cultura, María Aranguren, y Carlos Saura, Premio Ciudad de Alcalá de las Artes y las Letras 2016, acuden a la inauguración de la exposición Carlos Saura. España años 50.

Aunque reconocido internacionalmente por sus películas, Carlos Saura ha compaginado su labor de director con la de fotógrafo. Debutó en esta práctica a una edad temprana y su primera exposición tuvo lugar en la Real Sociedad Fotográfica de Madrid en 1951.

Esta muestra reúne una selección de fotografías que realizó en la España de los años cincuenta y constituye un verdadero álbum fotográfico sobre los pueblos y gentes que descubrió en sus diversos viajes por el país.

carlos_saura_anos50_1

La exposición permanecerá abierta hasta el próximo 5 de enero de 2017 en el siguiente horario: De martes a sábado de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas, el domingo de 11:00 a 14:00 horas y lunes cerrado.

El cineasta aragonés recogió el pasado 9 de octubre el Premio Ciudad de Alcalá de Las Artes y las Letras 2016, para sumarse a nombres tan ilustres como los de Fernando Fernán Gómez, el recientemente fallecido Francisco Nieva, Ana María Matute, José Luis Gómez, Antonio López, Adolfo Marsillach, Ainhoa Arteta, Fernando Lázaro Carreter, Isabel Allende, Eduardo Punset , José Luis Garci o Nacho Duato.

carlos_saura_anos50_4

Carlos Saura: España Años 50

España Años 50 es un trabajo documental, un álbum fotográfico sobre los pueblos y gentes de España que Carlos Saura fue descubriendo en sus diversos viajes por el país. Estas imágenes nos retrotraen a un tiempo que parece lejano y a unos lugares que ya apenas reconocemos.

Una España mísera, de pueblos con calles sin asfaltar, con casas de adobe y piedra, de campesinos que se resguardan del frío con mantas, de hombres cuyo único medio de transporte son las carretas tiradas por burros o mulos, de mendigos, de mujeres vestidas de negro… Pero también una España de gentes abiertas, sencillas y trabajadoras.

Una España que refleja la vida y costumbres de sus lugareños, con sus matanzas, sus vaquillas y novilladas, sus corridas de toros, sus fiestas — como la Semana Santa y las Fallas— y sus ritos. Una España con una gran riqueza cultural, resultado de múltiples influencias, como la de los árabes que ocuparon parte de la península durante varios siglos.carlos_saura_anos50_2

En los años cincuenta España fue un país que interesó a muchos fotógrafos tanto españoles —Ramón Masats, Catalá-Roca, Joan Colom…— como extranjeros. Con la apertura de las fronteras, debida a acontecimientos de política internacional, llegaron a España numerosos fotógrafos, convertidos más tarde en grandes protagonistas de la historia de la fotografía:

Eugene Smith, cuyo trabajo sobre la ciudad extremeña de Deleitosa fue objeto de polémica y de un amplio reportaje en la revista americana Life, Henri Cartier-Bresson, Inge Morath que realizó varios viajes por toda la península y cuyo trabajo fue recogido en un libro publicado en nuestro país en los 90, Brassai que visitó Andalucía e hizo un importante reportaje sobre la Semana Santa, Elliott Erwitt, Robert Frank o Herbert List, entre otros. Todos ellos dan cuenta en sus reportajes de esa España triste y negra sumida en la pobreza, pero también de esa España que conserva sus ritos, sus fiestas y costumbres.carlos_saura_anos50_3

Al igual que ellos, la mirada de Carlos Saura sobre esa España y sus gentes es de empatia con un pueblo que había sufrido los estragos de la guerra civil y seguía sufriendo la pobreza, represión y falta de libertades del franquismo.

Aunque reconocido internacionalmente por sus películas, muchas de las cuales han obtenido importantes premios en los festivales más prestigiosos del mundo, como Cannes, San Sebastián, Berlín o Nueva York, Carlos Saura ha venido compaginando su labor de director con la de fotógrafo.

Debutó en la fotografía a una edad temprana y tuvo su primera exposición en la Real Sociedad Fotográfica de Madrid en 1951. Durante varios años Carlos Saura trabajó profesionalmente como reportero fotográfico cubriendo los Festivales de Música y Danza de Granada y Santander.

El diario ABC publicó una de sus fotos en portada y la revista París Match le llegaría a ofrecer un puesto como fotógrafo de plantilla.

Carlos Saura ha realizado retratos, fotografiado la ciudad y sus gentes, sus pueblos, su entorno familiar y social, la calle. Desde entonces no ha dejado de utilizar su cámara, haciendo retratos de su familia y de su entorno, fotografiando sus rodajes y realizando fotografías pintadas a las que denomina «fotosaurios».

Más información

Presentación de la exposición