Carlos Hipólito: “Alcalá de Henares es una ciudad preciosa y tiene un ambientazo”

Cine, teatro, televisión y doblaje. Podrían ser cuatro facetas nombrándolas de mayor a menor, pero desde luego no lo son en el caso de Carlos Hipólito. Un actor que tiene la suerte de poder elegir trabajos y que se desenvuelve tan bien en todos los papeles, que es de los pocos que ha conseguido crear un personaje solo con la voz.

Carlos ha trabajado con Pilar Miró, Carlos Saura, José Luis Garci y Mario Camus y con todos ellos repitió película. “Cuando un director te llama, la primera vez puedes pensar que lo hace porque tú cobras menos que otros, o que no eres la primera opción. Pero repites es porque se ha creado una complicidad entre ambos y quiere que estés en su equipo”, empieza una conversación de esas que nunca dan ganas de terminar, porque el entrevistado tiene tanto que contar que podríamos secuestrarle durante semanas y aún así no terminaríamos de hablar.

La voz de la historia de España

A pesar de sus más de 25 años en cine, teatro y televisión, uno de sus trabajos más anónimos, pero también más reconocidos, es la de la voz en off de Carlos Alcántara en Cuéntame. “siempre pensé que iba a ser un trabajo muy anónimo y que nadie se iba a enterar. De hecho tengo que poner la voz distinta para que si un día estoy haciendo Macbeth, la gente no piense que está escuchando a Carlos Alcántara”. No vamos a decir que esto lo dijo entre risas, porque lo primero es obvio y lo segundo es que Carlos (Hipólito, no Alcántara) tiene una conversación tremendamente distendida y amena, en la que las frases se cuelan entra las risas y no al revés.

Aprovechando ese momento de distensión, le preguntamos qué iba a pasar en los próximos capítulos de Cuéntame. “A los Alcántara les queda poco por que les pase, porque les ha pasado de todo. Pero Cuéntame siempre es una serie sorprendente y por eso lleva gustando tanto durante tanto tiempo”, como magnífico actor no le costó nada cambiar el registro para esquivar la pregunta y que además nos diésemos por contentos, por desgracia no nos dimos hasta después de despedirnos.

Y lo de magnífico actor no es gratis. Carlos ha recibido un reguero de premios que van desde los Max, al de la Unión de Actores, hasta los más solemnes como el Valle Inclán o los del público como el Broadway World hasta llegar a la nominación al Goya en 2003 por Historia de un Beso (José Luis Garci). “Dicen que los premios siempre son injustos excepto para el que los gana. Y aunque creo que quizá tengo más de los que merezco, también les tengo cariño a todos ellos, tanto que me acuerdo hasta de qué llevaba puesto cada vez que recogía uno”, asegura Carlos que no se corta en decir que los premios son “una palmadita en la espalda y eso le gusta a todo el mundo”.

A diferencia de muchos compañeros, Carlos no cree que el teatro sea el mejor, ni el peor, de los trabajos para un actor. “La vida del teatro es la más dura porque implica mucha disciplina, sobre todo si haces temporadas largas. Pero sobre todo es duro porque, te pase lo que te pase en tu vida, a la hora de la función tienes que estar impecable, por eso a veces se cumple aquello de la máscara de payaso triste que tiene que hacer reír a los demás. Yo he vivido la muerte mis padres y tuve que hacer función ese día, no puedes enseñar tu dolor, pero lo tienes”, esta fue la única vez que la entrevista se tornó serena, sin llegar a lo serio, pero diciendo las cosas tan sentidas como son, o como lo fueron, aquel día para Carlos.

Carlos Hipólito en Todo en Belleza

Sin darnos cuenta habíamos repasado, no por corto tiempo, una de las vidas más prolíficas en cuanto a interpretación en nuestro país y tocando todos los palos. Pero nos quedaba hablar de por qué Carlos había venido a Alcalá. Y es que como la mayoría de los rostros (nunca mejor dicho) que pasan por la ciudad, vino a ver a Cuca Miquel, la coach de las superbellezas. A Alcalá me trae mi amiga Cuca que es una estupenda profesional y me está descubriendo un mundo que desconocía, porque nunca he sido especialmente cuidadoso con el tema de mi aspecto, pero a medida que uno cumple años se va dando cuenta de que hace falta cuidarse un poco más”.

No nos parecía que Carlos fuese el cliente tipo de Todo en Belleza pero claro, es que Todo en Belleza no tiene clientes tipo, porque es para todos. “Todos necesitamos tratamientos de belleza. Y lo dice alguien que no se ha hecho tratamientos hasta hace muy poco. Pero creo que es una cosa que nos atañe a todos, tener un aspecto saludable, una piel hidratada si es que a ti mismo te da una sensación de confort muy agradable. Otra cosa es ser un esclavo de esto, que eso es muy diferente”.

Carlos centra sus cuidados en tener la piel sana, y si hay alguien que sabe de esto en Alcalá de Henares, es Cuca Miquel de Todo en Belleza. “Me suelo hacer una especie de mantenimiento a base base de masajes y alguna crema. También alguna hidratación de la piel, pero nunca tratamientos exhaustivos porque lo único que busco es tener una piel sana, no que me quiten mis arrugas. No vengo a parecer más joven, vengo a estar sano”.

“Alcalá tiene lugares que te hacen sentir especial”

Sabíamos que Carlos era una estrella habitual en los carteles del Teatro Salón Cervantes, así que nos faltaba por conocer su faceta como turista en nuestra ciudad. Casi ni hizo falta preguntarle para que se arrancara diciendo “Alcalá es una ciudad que me parece preciosa y que tiene un ambientazo. Cuando he venido a hacer teatro, después hemos ido a cenar y a tomar una copa y Alcalá tiene una marcha que no veas. Pero además tiene un teatro precioso y muy agradable para trabajar. Aquí he hecho teatro haciendo giras por la Comunidad de Madrid. Además he venido a Alcine, donde he entregado algún premio. Aparte tengo amigos que viven aquí y vengo a visitarles”.

Pero con qué se queda Carlos Hipólito de la ciudad de Cervantes. La respuesta no es original, pero es que es prácticamente imposible decir otra cosa. “De Alcalá me quedo con su historia, la fachada de la Universidad, los soportales de la calle Mayor, son lugares que te hacen sentir especial. La parte del centro histórico es una preciosidad, pasear por aquí y tomarte algo en una terraza es una maravilla”.