Imagen cedida por el Ayuntamiento.


El Laberinto Lírico es un pequeño marco mágico que recorre el corazón de las 15 ciudades españolas Patrimonio de la Humanidad. Hoy se ha inaugurado el montaje que se ha instalado en la Plaza de los Santos Niños de Alcalá de Henares, a los pies de la Santa e Insigne Catedral Magistral.

El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, la concejal de Cultura, María Aranguren, los concejales de Derechos Humanos y Cooperación, Javier Galán, y de Transparencia e Innovación Social y Atención Ciudadana, Brianda Yáñez, así como representantes del equipo multidisciplinar de Boamistura, han acudido esta mañana a la presentación del Laberinto Lírico, un proyecto de Boamistura para el Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España.

Se trata de una intervención artística e itinerante que tiene como objetivo mostrar la identidad de cada una de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad españolas a través de la poesía, el arte y la cultura en los lugares más emblemáticos de las 15 ciudades. Se podrá visitar hasta el 24 de septiembre.

Rodríguez Palacios ha reconocido a Boamistura y al Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad “lo importante de la iniciativa para hacer llegar la cultura a todo el público” ; y ha agradecido a Rayden su “implicación con la ciudad de Alcalá al aportar su creación lírica para hacer realidad este proyecto”.

La concejal de Cultura, por su parte, ha invitado “a toda la ciudadanía a visitar esta obra hasta este domingo, 24 de septiembre”.

 

Instante de la inauguración del Laberinto Lírico. Imagen cedida por el ayuntamiento.
Laberinto Lírico. Imagen cedida por el Ayuntamiento.

Este conjunto de prismas viajará por cada uno de los centros urbanos de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad, variando su disposición, absorbiendo la esencia de cada ciudad y hablando con el observador a través de los versos de un poeta local.

En el caso de Alcalá de Henares, la poesía corre a cargo de David Martínez ‘Rayden’ el más contemporáneo de los poetas que iluminan con sus palabras los prismas de los Laberintos Líricos. No es nueva la poesía de Rayden pues se trata de una obra escrita en 1984 y que el pasado año también fue la protagonista del prisma alcalaíno.

Poema de Alcalá - David Martínez 'Rayden'

El colmo de hacer de músico

y ser música

es que pase su corazón

sin hacer apenas ruido,

que termine mi actuación privada

por su pabellón auditivo

y que no me pida bises ni que improvise,

que no coree mi nombre ni mis apellidos.

(…)

Nominados a todo

nos fuimos con las manos vacías

pero con el alma llena,

sabiendo que una historia

que no empieza tampoco termina.

De ahí el término de ‘tragicomedia’.

Esta es la secuela.

Si nos gusta, haremos la primera.

(David Martínez – Rayden, 1984)

Los Laberintos líricos de las Ciudades Patrimonio

Laberintos líricos es una obra conjunta del colectivo multidisciplinar BOA MISTURA, que mutará al aterrizar en cada una de las 15 ciudades del Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad que la albergarán, empapándose de su esencia para transmitir su identidad.

La instalación Laberintos líricos consta de 15 prismas triangulares (uno por cada ciudad) que se convertirán en un lienzo. La particularidad es que, en cada ciudad, se proyectarán y se verán de manera diferente.

Se dispondrán según la localización y su “palabra”, ya que tendrán escrito un verso, un poema, de un autor/a local, mediante la técnica del anamorfismo. De esta manera, las palabras sólo podrán ser leídas desde determinados puntos, creando laberintos y paisajes de geometría de colores, acentuados por el carácter abstracto que ofrecen los prismas.

La localización es básica en la instalación de cada obra. Por eso, se ubicarán en el centro de las ciudades, en plazas u otros sitios con suficiente amplitud como para poder situar los prismas y generar los anamorfismos.

Se generará una retícula imaginaria en cada ciudad en la que, siguiendo la estructura de casillas hexagonales de la que nacieron los prismas, se creará un espacio nuevo: observable, legible, palpable y transitable.

“Creemos que con esta serie de intervenciones, iguales pero diferentes, conseguimos dar voz al corazón de las ciudades, en las que pasado y presente se aúnan en un diálogo enigmático”, declaran sus creadores.

Además, su carácter nómada y efímero generará una experiencia única e irrepetible para los locales y visitantes, así como para el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad, que con este proyecto construirán una nueva parte de la historia juntas.