Dream AlcaláNoticiasSi no hay acuerdo de última hora, los autobuses de Alcalá irán...

Si no hay acuerdo de última hora, los autobuses de Alcalá irán a la huelga hasta el próximo 8 de abril

El comité de empresa de Monbus ha anunciado huelgas durante 21 días laborables de todo marzo y la primera semana de abril. Esta empresa es la concesionaria del servicio de autobuses urbanos de Alcalá de Henares a través de la Sociedad Limitada Alcalabus.

De llevarse a cabo la huelga, afectaría a todos los días laborables de marzo, excepto los dos primeros martes y miércoles, y la primera semana de abril.

Es decir, se convocan paros de 24 horas para los días 7, 10, 11, 14, 17, 21, 22, 23, 24, 25, 28, 29, 30 y 31 de marzo, además de 1, 4, 5, 6, 7 y 8 abril. Están convocados todos los trabajadores -conductores, administración, taller y personal de apoyo- de la empresa.

Ayer, jueves, a las 16:00 horas se celebró un encuentro entre patronal y sindicatos para fijar los servicios mínimos en caso de que la huelga siga adelante. No hubo acuerdo y será el Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid quien diga que servicios deberán prestarse durante los paros.

Sin embargo, Dream Alcalá, ha podido saber que este viernes se volverá a celebrar una reunión para intentar acercar posturas con la compañía y con el horizonte de un acuerdo de última hora que evite las movilizaciones.

La postura del comité de empresa antes de la reunión del jueves era, según su presidente Juan Carlos Sáez Onievas, “intentar un acercamiento. En concreto vamos a proponer, de nuevo, un precio de la hora extra, incluso con rebajas por debajo de la legalidad. Pero negociando conjuntamente las mejoras de nuestras condiciones laborales. Es decir, mantener los acuerdos de empresa con alguna pequeña mejora”.

La posición de la empresa

Por su parte, Monbus ha afirmado en un comunicado enviado a los medios que Alcalabus mantiene su disposición a negociar con el comité de empresa. “Pero dentro del actual marco legal”. Además afirma que “los trabajadores decidieron pasarse al convenio provincial del sector y que por lo tanto ya no existe el derecho a turnos fijos”. Es decir, respeta el convenio de 2006, pero no aceptaría los acuerdos de empresa a los que se refiere el comité.

En este sentido, Alcalabus afirma que en el ámbito de la negociación sobre el importe y la aplicación de las horas extraordinarias “los trabajadores decidieron abandonar los acuerdos de empresa y acogerse al actual convenio provincial del sector. Esta decisión implicó la desaparición del derecho a los turnos fijos». Por tanto, asegura que ahora «corresponde a la empresa determinar y establecer la fórmula de aplicación de los turnos de trabajo”.

La empresa afirma ser “partidaria de una distribución más equitativa de esos turnos de la que pretende el comité. Pero, en cualquier caso, está completamente condicionada por los límites para la realización de horas extraordinarias establecidos por la actual legislación laboral. La posición de la empresa garantiza además que la plantilla podrá cubrir sin problemas sus objetivos de conciliación de la vida personal, laboral y familiar”.

Por último, finalizan afirmando que “la dirección trasladó asimismo a los representantes de los trabajadores su disposición a negociar sobre la base de la implantación del sistema de turnos rotatorios, aunque matizando también que se trata obviamente de una competencia dependiente directa y únicamente de los órganos de gestión empresarial”.

El conflicto laboral de Monbus y Alcalabus

Según el presidente del comité de empresa, el desacuerdo de los trabajadores con Monbus viene cuando “en octubre de 2021, Alcabus no acepta marcar el precio de la hora extra y, aparte del convenio provincial al que nos acogemos en 2006, denuncia todos los acuerdos de empresa que teníamos. Así, interpreta que quedan esos acuerdos suspendidos. Todo eso teniendo en cuenta que existe una cláusula de ‘ultraactividad’ de 2 años para que se respeten todos los acuerdos mientras se negocia».

Es decir, este convenio provincial no contempla, por ejemplo, el derecho a turnos fijos que, según los sindicatos, sí estaban en los acuerdos de empresa y que ahora Alcalabus quiere modificar y anunciar a los trabajadores con 48 horas de antelación.

“Para aplicar el convenio provincial hacen falta acuerdos de empresa propios. Exigimos que la hora extra se pague como marca el estatuto de los trabajadores, de forma igual o superior a la hora ordinaria. Incluso estamos dispuestos a rebajar esa cantidad, pero a cambio de una mejora de nuestras condiciones laborales”, afirma el presidente del comité.

Reunión del Ayuntamiento con el Consorcio de Transportes

Por su parte, el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, ha afirmado que el lunes se reunió con el Consorcio de Transportes de la Comunidad de Madrid para abordar este asunto. El Ayuntamiento, trasmitió en este encuentro su preocupación “porque la ciudad no se paralice y se de servicio en puntos delicados como el Hospital o los centros de estudio”.

En este sentido -seguía el alcalde- “pediría a ambas partes, tanto a la empresa concesionaria como a los trabajadores, que dialoguen hasta el último minuto y que intenten alcanzar un acuerdo por el bien de la ciudad”.

“Si se llegara a producir la huelga”, finalizaba el Rodríguez Palacios, “pido intentar que no se haga un daño excesivo para esos usuarios. Reconociendo, insisto, el legítimo derecho que tiene cualquier trabajador si lo considera necesario en defensa de sus derechos”.