Dream AlcaláNoticiasProtesta en Alcalá de Henares por la sentencia contra La Manada

Protesta en Alcalá de Henares por la sentencia contra La Manada

La Audiencia Provincial de Navarra ha condenado en la mañana del jueves 26 a los cinco miembros de La Manada a nueve años de cárcel por un delito continuado de abuso sexual hacia la joven de 18 años que denunció haber sufrido una violación en los Sanfermines de 2016.

La Audiencia Provincial, que ha tardado mucho tiempo hasta hacer pública su sentencia, quizás temía la reacción mayoritaria en el público al ver que a los acusados no se les condenada por agresión sexual, sino por abuso sexual. Un matiz que podría parecer menor, pero conlleva una reducción muy importante de las penas.

Para que exista agresión sexual, según dictan los artículos 178-180 del Código Penal, debe de haberse utilizado violencia o intimidación, unos hechos que no han podido quedar suficientemente probados en este juicio según relata la sentencia. La sentencia recoge que «las acusaciones no han probado el empleo de un medio físico para doblegar la voluntad de la denunciante, que con arreglo a la doctrina jurisprudencial implica una agresión real más o menos violenta, o por medio de golpes, empujones, desgarros; es decir, fuerza eficaz y suficiente para vencer la voluntad de la denunciante y obligarle a realizar actos de naturaleza sexual, integrando de este modo la violencia como elemento normativo del tipo de agresión sexual».

El resultado es que desde los 22 años de prisión que pedía la Fiscalía, 24 años y nueve meses de la acusación particular y 25 años de acusaciones populares del Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno Foral, la sentencia ha dejado la pena en una condena de tan solo 9 años.

Indignación en Alcalá

La indignación, que ha recorrido toda España, también ha llegado a Alcalá de Henares. En la tarde del jueves se ha producido una concentración en la plaza de Cervantes, frente al Ayuntamiento, donde cerca de doscientas personas han querido mostrar su enfado y un enérgico rechazo a la sentencia de La Manada.

Entre el público también hemos visto a dos concejales del Ayuntamiento de Somos Alcalá, la teniente de alcalde, Olga García, y la concejal de transparencia, Brianda Yañez.

Hemos hablado con Brianda Yañez para que nos valorase la sentencia de la Audiencia Provincial, y nos ha confirmado que la indignación es palpable. «Aunque la sentencia era esperada porque ya se habían infiltrado algunos datos, aún confiábamos en que fuera de otra manera. Al final lo que estamos viendo es que algo muy grave está pasando, el tipo de sentencia y cómo se han valorado los hechos, el considerar que cinco hombres que doblan en tamaño a una chica no la han podido intimidar, algo falla dentro de las instituciones. Algo se está poniendo en evidencia».

«El sistema judicial es un sistema patriarcal, machista, y tenemos que poner soluciones y llamar la atención y gritar bien fuente, animar a las jóvenes a que no se sienten intimidadas por el sistema, y a las personas que estamos representando a la gente en las instituciones, todo esto nos tiene que remover para poder cambiar este sistema desde dentro, para cambiar las leyes, para revisar cómo funcionan las instituciones judiciales y tomar medidas cuanto antes».

En cuanto a la diferencia entre abuso y agresión sexual, Brianda reconoce que hay mucha gente que no la entiende. «Lo que implica esa diferencia, según la interpretación de las leyes, es que no es agresión porque no ha habido intimidación y que ha habido consentimiento. Eso es impensable. Solamente de unos hombres que no han sentido en sus carnes lo que es el machismo y lo que son las agresiones que hemos sufrido muchas mujeres, pueden considerar algo de esta manera. Ellos nunca se han visto en una situación ni de lejos parecida y por lo tanto no son capaces de juzgar algo así».

Instantes de la protesta en Alcalá de Henares por la sentencia contra La Manada