8.3 C
Alcalá de Henares
Dream AlcaláNoticiasPrimer paso para la construcción de las 736 viviendas de alquiler para...

Primer paso para la construcción de las 736 viviendas de alquiler para jóvenes en Espartales Norte

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha confirmado que “la primera fase de licitación del Plan Vive ha concluido y ha habido suficiente concurrencia para iniciar la construcción de las primeras 6.000 viviendas”.

Según la jefa del ejecutivo, este martes acabó la primera fase de licitación del Plan VIVE, “que es un plan que hemos puesto en marcha la Comunidad de Madrid para que los jóvenes tengan acceso a viviendas en un régimen de alquiler muy bajito. Ha habido concurrencia para que las primeras viviendas se empiecen a construir dentro de muy poco”.

En la primera fase de licitación del Plan Vive, por tanto, ha habido la suficiente concurrencia para poder iniciar la construcción de las primeras 6.646 viviendas repartidas en 14 municipios de la región. Entre ellos Alcalá de Henares con 736 viviendas en Espartales Norte.

Las ofertas se han distribuido en 4 lotes y beneficiarán en esta primera fase a 17.000 familias (dirigidas preferentemente a menores de 35 años). Además de la ciudad complutense, en un segundo lote entrará la vecina Torrejón de Ardoz.

Acceso de jóvenes a las viviendas

El objetivo del Plan Vive Madrid es poner en el mercado de alquiler hasta 25.000 viviendas durante los próximos 8 años. Se facilitará el acceso a la vivienda a distintos colectivos, como los jóvenes menores de 35 años, familias numerosas y personas con discapacidad además de contribuir a incrementar la oferta en el mercado del alquiler madrileño con unos precios sensiblemente inferiores a los precios de mercado.

La Comunidad de Madrid dispone hasta el momento de 1,2 millones de metros cuadrados a lo largo de 43 municipios de la región para llevar a cabo esta operación.

La normativa que rige todo este proyecto incluye la regulación del procedimiento a seguir para la asignación de las viviendas, así como su régimen de uso, la promoción de viviendas sobre suelos de redes supramunicipales, el destino de las viviendas, la constitución de una lista de interesados y su publicidad.

El articulado contempla igualmente la posibilidad de establecer reservas de viviendas y su procedimiento de asignación, además de los requisitos de acceso a las viviendas, el régimen jurídico de los contratos de arrendamiento y su control por la Administración.