22.8 C
Alcalá de Henares
Dream AlcaláNoticiasLa Fundación Banco de Alimentos de Madrid seguirá distribuyendo alimentos en agosto

La Fundación Banco de Alimentos de Madrid seguirá distribuyendo alimentos en agosto

La pandemia sigue afectando a miles de personas en situación de pobreza y/o riesgo de exclusión social que necesitan recibir ayuda alimentaria de la Fundación Banco de Alimentos de Madrid (FBAM) desde cuyos almacenes, se sigue distribuyendo una media de 2 millones de kilos mensuales de alimentos que llegan a casi 190.000 personas de la Comunidad de Madrid a través de 565 entidades benéficas legalmente reconocidas. Gracias a esta ayuda, los beneficiarios pueden acceder a una comida diaria.

Las condiciones económicas de estas personas siguen siendo precarias y necesitan seguir recibiendo ayuda durante los meses de verano motivo por el cuál se mantendrán abiertos los almacenes durante el mes de agosto con un doble objetivo: no solo seguir garantizando su seguridad alimentaria sino también atender la demanda de las entidades sociales, coordinadas por el área de Distribución y atención a Entidades Benéficas, que siguen recibiendo a un número récord de personas para recibir alimentos. Esta situación afecta no solo a las entidades de reparto, sino también a las de consumo, comedores sociales.

Para poder garantizar el descanso del personal de almacén de la Fundación y compatibilizarlo con la necesaria distribución de alimentos, los responsables de las áreas de logística y RRHH junto a los delegados y jefes de almacén han establecido los siguientes turnos, reorganizando las entregas que han sido acordadas con las entidades benéficas para facilitar su distribución:

  • Almacenes de San Fernando (sede central), corredor del Henares (Alcalá de H.) y Mercamadrid permanecerán operativos todo el verano.
  • Almacén Sur Metropolitano (Alcorcón) permanecerá abierto la 1ª y 4ªsemana de agosto.

En todas las instalaciones se siguen manteniendo las máximas medidas sanitarias de seguridad para evitar los contagios en este momento en el que el repunte de casos es un hecho, evitando al máximo el número de visitas a los almacenes.

Es importante, especialmente en verano, trabajar por la correcta conservación de los alimentos especialmente la fruta de hueso, que se deteriora con mayor facilidad por el calor – o los que necesitan refrigeración o congelación y por tanto cámaras frigoríficas especiales para su conservación para no romper la cadena de frío. Gracias a diferentes donaciones de empresas a la Fundación, cuentan con un número mayor de cámaras que permiten garantizar la conservación de los mismos siendo una de las principales preocupaciones asegurar también la calidad de alimentos entregados junto a los habituales productos de consumo básicos no perecederos.