Dream AlcaláNoticiasLa BRIPAC de Alcalá toma el mando en la misión internacional del...

La BRIPAC de Alcalá toma el mando en la misión internacional del Líbano

En una ceremonia sencilla y austera, en la que han estado presente en todo momento las medidas para la no propagación de la COVID-19, la BRILIB XXXIII ha realizado el relevo en el mando del Sector Este de UNIFIL, siendo ésta la cuarta vez que esta Brigada lidera la misión que España mantiene en el Líbano desde el año 2006.

La Brigada Paracaidista de Alcalá de Henares (BRIPAC), cuya Unidad Base Generadora es la Brigada “Almogávares” VI de Paracaidistas del cuartel del Príncipe de Paracuellos del Jarama, y otros cuerpos del Ejército de Tierra se despliegan en El Líbano desde 2006 bajo el nombre de BRILIB XXXIII.

El acto, que fue presidido por el UNIFIL Force Commander, el General italiano Stefano del Col y que contó con la presencia del embajador de España en el Líbano y de otras autoridades civiles y militares libanesas, comenzó a las 10:00 horas con una revista a la formación militar compuesta por unidades de los países que conforman junto con España el Sector Este de UNIFIL (Indonesia, India, Nepal, Serbia, Brasil, El Salvador y Kazajistán).

“Reiterar el firme compromiso de España con la paz”

Tras recibir del Force Commander la bandera azul de UNIFIL, el General Luis Jesús Fernández Herrero, jefe de la BRILIB XXXIII, destacó en su primera alocución ante las autoridades presentes tanto “la legitimidad del mandato de la ONU en este país, que tiene lugar precisamente a petición del gobierno del Líbano, como de reiterar el firme compromiso de España con la paz y seguridad internacional materializado a través de la resolución 1701 de las Naciones Unidas”.

La misión general que los soldados españoles de la BRILIB cumplen en su zona de operaciones es vigilar el cese de hostilidades en la misma, impidiendo o rebajando cualquier escalada de tensión que pueda producirse en la línea de separación entre el Líbano e Israel, la denominada Línea Azul (Blue Line) así como apoyar a las Fuerzas Armadas Libanesas (LAF por sus siglas en inglés) a ejercer el control efectivo de la zona sur de su territorio para evitar que sea utilizada para actos hostiles de cualquier naturaleza.

Demora de dos meses en la entrega del mando por la COVID-19

El relevo entre estas dos brigadas se ha producido tras una demora de dos meses debido a la situación de pandemia generada por la COVID-19, y que provocó que tanto UNIFIL como las autoridades del Líbano exigieran las máximas garantías de que este relevo no provocaría un riesgo de contagio del coronavirus en la población local.

Finalmente, y tras tomar las medidas sociales y sanitarias recomendadas por las autoridades nacionales, así como gracias a la concienciación de todos los componentes que integran la BRILIB XXXIII, las Fuerzas Armadas españolas han podido garantizar un relevo “limpio” de coronavirus y preparado e ilusionado para cumplir las misiones que se le asignen dentro del marco de UNIFIL durante los próximos meses,  con el objeto de contribuir a la estabilización de esta región, que tanto afecta a los intereses y seguridad de España.