El Baloncesto Alcalá celebra por todo lo alto su ascenso a Liga EBA

Este fin de semana el Pabellón de Espartales se vestía con sus mejores galas para recibir la final a cuatro de ascenso a Liga EBA con los mejores equipos de Primera Nacional del sector madrileño. Con ganar un partido era suficiente ya que ascendían dos de los clasificados.

Por segundo año consecutivo el Baloncesto Alcalá intentaba este ascenso al primer escalón de la competición nacional. El primer, y más importante, partido les medía al ADC Boadilla y después, una vez superado este reto, les esperaba el Distrito Olímpico de Madrid.

No solo lograron el objetivo, sino que además no se conformaron y mostraron su mejor juego en el segundo choque. Es decir, ascienden y además se proclaman campeones de Madrid.

Más allá de los marcadores, en Dream Alcalá somos muy poco resultadistas, hay que destacar el ambiente que se vivió en el Pabellón de Espartales este fin de semana. Unas gradas, para 1.100 espectadores, que se quedaron pequeñas. Mucho público de pie e incluso esperando en la calle o en las zonas de descanso del pabellón viendo los partidos tras las cristaleras.

#somoseba

Pues si familia, #somoseba, lo habéis logrado todos y cada uno de los que llenasteis ayer Espartales. #encasanosepierde Esta tarde a las 19.30 nos jugamos la final, hemos logrado el ascenso pero queremos ser el #primerequipodemadrid.Y desde las 18.30, en el parking de autobuses de Espartales, #FANZONE con concursos, regalos y pintacaras. ¡No te lo pierdas! #vamosalcala 💪🏀💙

Publiée par Baloncesto Alcalá sur Dimanche 2 juin 2019

Es difícil llenar un estadio, un campo o un pabellón en la ciudad. Y seguro que el Baloncesto Alcalá lo tiene difícil para que la próxima temporada Espartales vuelva a mostrar este aspecto cada día de partido. Pero lo vivido este fin de semana nos vuelve a recordar que Alcalá, si quiere, es un gigante deportivo dormido.

Salvando las distancias, pudimos ver de nuevo un ambiente como el que nos brindaba aquel Caja Madrid, ahora Juventud Alcalá, en los partidos de baloncesto y balonmano del Ruiz de Velasco, ahora Fundación Montemadrid.

El deporte alcalaíno está empeñando en despertar de su letargo de la elite. Este fin de semana hemos visto con la Escuela de Tenis Alcalá celebraba el campeonato de alevín con la joven Coral Valle o mandaba a otra de sus jugadores a competir en Estados Unidos representando a España. La pasada semana los infantiles del CD Iplacea se metían entre los ocho mejores equipos del país. Y eso son solo ejemplos de actualidad de una ciudad que quiere volver a ser grande en deportes. Atletas tenemos de sobra, ahora son los sectores público y privado a quienes les toca arrimar el hombro, de nosotros depende.