Con motivo de la primera Reunión de Arqueología Madrileña (RAM 2014), celebrada los pasados días 20 y 21 de noviembre en el Museo Arqueológico Regional, el Colegio Oficial de Arqueólogos de la Comunidad de Madrid ha concedido, por primera vez, la distinción de Colegiado honorífico a dos profesionales de la arqueología de reconocida trayectoria.

Reconocimiento a los arqueólogos Pilar Fernández Uriel y Enrique Baquedano. Ambos profesionales han sido nombrados Colegiados honoríficos por su destacada trayectoria.

Por un lado a Pilar Fernández Uriel, catedrática de Historia Antigua de la UNED y profesional colegiada más antigua en activo sin interrupción. Fernández Uriel ha dirigido excavaciones en Melilla, ciudad por la que es miembro correspondiente  de la Real Academia de la Historia y es autora de numerosas publicaciones, destacando sus estudios sobre la miel y la púrpura en la antigüedad. Dirige, además, varios proyectos de investigación, motivos todos ellos por los que el Colegio ha decidido galardonarla con esta distinción.

El segundo galardonado es Enrique Baquedano, por su implicación, en  su labor como director del MAR, en todos los actos relacionados con la arqueología de la Comunidad de Madrid, funcionando como nexo entre todos los colectivos que asientan su actividad en la arqueología. Baquedano es además de director del Museo Arqueológico Regional, codirector de las excavaciones en Olduvai Gorge y en Pinilla del Valle, así como del Instituto de Evolución en África. Está especializado en Arqueozoología y evolución humana.

La primera reunión de los profesionales de la arqueología madrileña, RAM 2014, establece sus raíces en propuestas científicas anteriores, y pretende crear y mantener abierto un foro donde los distintos profesionales que se acerquen a esta disciplina puedan presentar sus trabajos. El objetivo es mostrar a la comunidad científica los avances producidos en los cinco últimos años en materia de investigación arqueológica, así como en conservación y difusión del registro arqueológico de la Comunidad de Madrid.

Ha estado organizada por el Colegio Oficial de Arqueólogos de la Comunidad de Madrid [CArMa] y la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura [DGPH].