Plaza de Cervantes

This text is also available in English


La Plaza de Cervantes es el auténtico corazón de Alcalá de Henares, el núcleo de su rico casco histórico y el punto de encuentro principal de visitantes y vecinos, donde disfrutar de sus largos paseos arbolados y de los cuidados jardines que rodean la estatua de Miguel de Cervantes.

Alcalá de Henares es Ciudad Patrimonio de la Humanidad, la única de la Comunidad de Madrid y una de las nueve de toda España, y lo es por su casco histórico, en el que descuella como joya central la Plaza de Cervantes, con su forma rectangular limitada por edificios de baja altura, lo que le proporciona un encanto acogedor, reforzado por su aspecto tranquilo, donde el tráfico no abruma -los fines de semana todo el espacio es peatonal-, invitando al paseo bajo su perímetro cubierto completamente por las copas de los árboles, o a la visita de alguno de los muchos lugares de interés que en ella se encuentran.

Siempre que el tiempo lo permita, y en especial al caer la tarde, la Plaza de Cervantes se llena de paseantes que buscan relajarse y perderse en una conversación relajada. Para ello tienen infinidad de bancos donde sentarse y quioscos rodeados de mesas donde disfrutar de una bebida o un helado.

La Plaza de Cervantes existe desde el siglo XIII y fue plaza del mercado semanal y lugar donde se celebraban todas las fiestas importantes, incluidas corridas de toros -hasta el siglo XIX-. Actualmente sigue acogiendo muchas de las festividades locales, entre ellas los concursos de las peñas festivas, y los bailes y conciertos de las fiestas de agosto.

La estatua de Cervantes

El centro geográfico y social de la Plaza de Cervantes es la estatua en bronce de Miguel de Cervantes, y es el punto de cita y encuentro por antonomasia de alcalaínos y visitantes. Fue realizada en 1879, por Carlo Nicoli y su pedestal está ilustrado con bajorrelieves modernos, de José Noja, que representan varias escenas de la genial novela de este escritor nacido en Alcalá a pocos metros de la Plaza de Cervantes. Haz clic aquí para saber más sobre la estatua de Cervantes.

Cerca del monumento se puede ver el espléndido quiosco de música cubierto, diseñado por el arquitecto Martín Pastells y fabricado en la fundición Lebrero de Madrid, en 1898. Si miras enfrente, verás la Casa Consistorial o Ayuntamiento y podrás realizar un pequeño recorrido circular alrededor de la plaza, visitando sus principales edificios, los que dan toda su dimensión histórica y social al corazón siempre palpitante de Alcalá.

Curiosidad
Durante el Siglo de Oro, en la plaza se situaban las Casas del Concejo, y en una de las columnas de estas casas se halla el escudo de Alcalá más antiguo que se conserva.

El Ayuntamiento

En la misma Plaza de Cervantes está el antiguo Convento de Agonizantes, es decir, el actual Ayuntamiento, sede del poder municipal, aunque hoy en día muchas de las concejalías o delegaciones del gobierno local tienen su sede en edificios repartidos por todo Alcalá.

El edificio se convirtió en Ayuntamiento en el siglo XIX, y dentro de él, en la primera planta, o noble, destacan el Salón de Plenos, de ese siglo XIX, y la sala de la Junta de Gobierno, donde se pueden contemplar la partida de bautismo de Cervantes y la Biblia Políglota Complutense, impulsada por el cardenal Cisneros en el siglo XV.

El Corral de Comedias

El Corral de Comedias es uno de los dos grandes teatros de la ciudad, y durante muchos años fue un cine, y antes teatro romántico. Sin embargo, al acometerse su restauración se encontró lo que se considera el teatro en funcionamiento más antiguo de Europa, pues fue ideado en 1601 por el carpintero Francisco Sánchez. Se construyó bajo el esquema de lo que era un clásico corral de comedias con balcón, gradas y la cazuela, que era el espacio destinado a las mujeres, que se colocaban separadas de los hombres.

La Torre de Santa María

En la plaza, yendo hacia la calle Colegios -donde se encuentran, precisamente, varios colegios universitarios- te toparás con lo que parece una iglesia, con una pequeña plaza delante, y junto a esta una impresionante torre solitaria. Es la antigua iglesia de Santa María la Mayor, incendiada durante la Guerra Civil, de la que sólo quedaron las capillas del Oidor y de Antezana y la torre. En la primera de las capillas se conserva la pila donde fue bautizado Miguel de Cervantes un 9 de octubre de 1547.

La torre se acabó de restaurar en 2009 y hoy se pueden subir los 109 escalones de su escalera de caracol para obtener una de las mejores vistas tanto de la propia Plaza de Cervantes, como de toda la ciudad. Es un lugar cuya visita es de lo más recomendable.

El Círculo de Contribuyentes

Al lado de la Capilla del Oidor se encuentra la Oficina Municipal de Turismo y el edificio del Círculo de Contribuyentes, con su gran escalera de acceso. Es propiedad de la Sociedad de Condueños, fundada por un grupo de ciudadanos alcalaínos en 1851 con el objetivo completamente desinteresado y filantrópico de salvar los edificios de la Universidad, que iban a ser subastados y sacados piedra a piedra de la ciudad. Aportaron 80.000 reales y lograron que los edificios universitarios llegaran sanos y salvos hasta nuestros días. En la actualidad, el Círculo de Contribuyentes alberga el restaurante El Casino, uno de los más conocidos en Alcalá de Henares, donde podrás disfrutar de buena comida tradicional y de varguardia.

Más información:

 

La opinión del turista:

Plaza de Cervantes
Leah Rose, Indiana, EE.UU.

La plaza de Cervantes es uno de mis lugares favoritos en Alcalá. Durante el verano, la plaza es especialmente hermosa. Hay flores que florecen por todas partes y bancos a la sombra de frondosos árboles donde te puedes sentar y escapar del calor del verano por un rato.

Siempre puedes ver personas mayores adorables sentarse o caminar alrededor de la plaza disfrutando del aire fresco, así como familias con niños paseando por la tarde. Es un lugar maravilloso para relajarse y observar a la gente y la cultura española.

Debido a su ubicación central, la plaza de Cervantes es también un gran lugar para reunirse con los amigos. La gran estatua de Cervantes, en el centro de la plaza, puede verse desde todas partes y sirve como excelente punto de partida para la mayoría de las excursiones.

Desde la plaza podrás llegar a pie a la calle Mayor para disfrutar de una tarde de compras o saborear unas tapas en sus bares. También está cerca de sitios históricos como la Universidad de Alcalá y el Convento de las Clarisas de San Diego. Además, al caer la noche verás que la Plaza sigue tan animada como por el día. ¡Siempre ocurre algo en la plaza de Cervantes!

En resumen, la plaza de Cervantes es un lugar que hay que ver en Alcalá. Siempre limpia y hermosa, es perfecta para hacer unas fotos al aire libre, reunirse con amigos o relajarse en un día de verano.

¡No dejes Alcalá sin visitar esta hermosa plaza!


Información de interés:

  • Dirección: Plaza de Cervantes.

 

Accesos

Desde Madrid

  • Tren cercanías Líneas C-1, C-2 y C7A.
  • Autobús 223 (salidas desde Intercambiador de Avenida de América).

 

Galería de imágenes:

En vídeo:

Dónde está


View larger mapVer mapa más grande