El Premio de Derechos Humanos Rey de España, que conceden el Defensor del Pueblo y la Universidad de Alcalá, ha recaído en la Patrulla Aérea Civil Colombiana.

​La Institución del Defensor del Pueblo y la Universidad de Alcalá, con el apoyo de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos, instituyeron en el año 2002 el Premio de Derechos Humanos Rey de España, con el propósito de que sirviera de reconocimiento y estímulo a las entidades de naturaleza pública o privada que en Iberoamérica se hayan distinguido en la defensa y promoción de los derechos humanos y de los valores democráticos, o que hayan impulsado la investigación o la puesta en práctica de programas de actuación dirigidos a promover estos valores.  El galardón tiene una periodicidad bienal y una dotación económica de 25.000 euros.

En esta edición, el galardón premia a la Patrulla Aérea de Colombia, una entidad privada, sin ánimo de lucro, cuyo fin es la atención médica y quirúrgica gratuita a poblaciones rurales dispersas, en condiciones de pobreza, pobreza extrema, o víctimas de catástrofes en el territorio de la República de Colombia.

Patrulla Aérea de Colombia

Atiende a 12.000 personas al año que se encuentran en condiciones de pobreza y exclusión, y que viven en zonas de difícil acceso, por lo que el sistema de salud pública no llega, o no lo hace con la suficiente eficacia.

Cada año realiza 20.000 atenciones especializadas, 1.200 cirugías, y entrega más de 10.000 tratamientos médicos y 3.500 lentes. Cuentan con casi un centenar de socios (pilotos privados y voluntarios), así como con el programa de voluntariado en salud más grande del país, con más de 500 profesionales de la salud que viajan por toda Colombia.

La Patrulla atiende, sobre todo, a zonas rurales del país que solo tienen acceso por vía aérea, marítima o fluvial.

Extenso jurado

El rector de la Universidad de Alcalá, Fernando Galván, y la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, han presidido el jurado integrado por el escritor, Jorge Edwards; el presidente de Honor de “España con ACNUR”, Antonio Garrigues; la catedrática emérita de Filosofía Moral y Política de la Universidad Autónoma de Barcelona, Victoria Camps; la abogada y presidenta del Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad, Francisca Sauquillo; la directora de la Oficina de Derechos Humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Adela Díaz; el catedrático emérito de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Barcelona, Francesc de Carreras; la profesora titular de Historia Moderna de la Universidad Autónoma de Madrid, Marta Casaús; y el doctor en Teología y Sociología, Joseba Arregi.