Crockpot, ‘slow cooker’, olla lenta… A partir de ahora escucharás cada vez más esta palabra. Y es que los expertos en nutrición sana ya han empezado a usarla en nuestro país.

Pero ¿cuál es el motivo de que la cocción lenta esté causando todo este revuelo? Sencilla respuesta: porque esta es REALMENTE la manera más sana (y sabrosa) de cocinar que existe.

Y esto es debido a diferentes factores: uno de ellos es que la baja temperatura preserva los nutrientes mejor que otras cocciones. Además, los sabores se concentran de forma extraordinaria resultando en platos muy sabrosos y apetecibles y es fácil de usar y de limpiar.

Olvídate de la plancha ya que cocinar a altas temperaturas no es suficiente para llevar una dieta sana y equilibrada.

Ahora te preguntarás ¿y es práctica de verdad una olla que tarda en cocinar 7 horas o quizás serán 6 o a veces 9? Pues sí ya que no hace falta que tú estés en la cocina todo el tiempo. Puedes irte a dormir o a trabajar y volver con la comida hecha. ¿Te animas con la crockpot? Con tantos motivos… difícil decidr que no.